Sponsor GOLD
Inicio Agro Contundente rechazo del agro al cierre de las exportaciones de carne

Contundente rechazo del agro al cierre de las exportaciones de carne

z.system

Un nutrido grupo de entidades agropecuarias se sumó a la adhesión al paro convocado por la Mesa de Enlace para comercializar hacienda.

De manera unánime, el agro salió en rechazo del cierre a las exportaciones de carne por parte del Gobierno. Más allá de la conferencia de prensa encabezada por la Mesa de Enlace, en la que las principales cuatro entidades del agro dieron detalles del paro de comercialización de hacienda en respuesta al Gobierno, otras entidades representativas del sector hicieron sentir su posición.

“El mismo error cometido en el 2006 llevó al cierre de 138 frigoríficos, la desaparición de la actividad de 30.000 ganaderos y sus familias, a la pérdida de 10 millones de cabezas y de mercados que habían costado mucho conseguir”, sostuvo el comunicado conjunto de las asociaciones de productores de Angus, Hereford, Braford, Brangus, Limousin, Limangus y Shorthorn, entre otras.

Los productores bovinos advirtieron que “este tipo de medidas frena una actividad que hoy genera el ingreso de dólares necesarios para paliar la grave crisis que atraviesa el país”.

“Nos distraen y quieren poner a la República de rodillas”, encabezaron sus palabras las sociedades rurales Baradero, Exaltación de la Cruz, San Pedro, Pergamino, Colón, Capitán Sarmiento, General Rodríguez y Suipacha, más sus pares de San Antonio de Areco y Arrecifes.

Uno de los reclamos más fuertes en la jornada es el impacto de la medida en los niveles de empleo en la cadena. “La carne de vaca genera más de 400 mil empleos. El cierre de las exportaciones pone en riesgo a más de 100 mil familias, que son los puestos de trabajo relacionados al circuito de exportación. En un contexto donde la pobreza en Argentina alcanza al 42% de la población”, graficó Natalia Ariño, economista Jefe FADA, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina.

FADA midió la producción de carne vacuna en el país a lo largo de los años.

FADA midió la producción de carne vacuna en el país a lo largo de los años.

A su vez, desde la Sociedad Rural de San Justo, en Santa Fe, los productores expresaron que la medida del Gobierno se trata de “una muestra más de la impericia, la incapacidad de generar soluciones positivas y la recurrente búsqueda de la confrontación y la prohibición como mecanismos para la construcción de poder”.

“Los efectos negativos implican la afectación del sistema económico y productivo de una gran economía regional, los productores y los pobladores del Interior ven caer su capacidad de compra y los negocios de todo tipo reducen su actividad. Entretanto, la población en general, la supuestamente beneficiaria de estas medidas, también verá que en el futuro el costo de la carne aumentará y será menos accesible”, sostuvieron desde San Justo.

Una de las cosas que remarcaron desde la Mesa de Enlace fue el apoyo de diferentes eslabones de la cadena ganadera. Uno de ellos es el sector de los feedlots.

“La destrucción de confianza sobre una de las actividades más federales en su distribución territorial y escalas productivas genera desarraigo y mayor pobreza. Estas situaciones no hacen más que desalentar el desarrollo económico con señales adversas para los sectores productivos, inversores y fundamentalmente al sector agropecuario y la agroindustria, motores fundamentales y necesarios para sortear la situación actual que atraviesa el país”, indicaron desde CAF, la Cámara Argentina del Feedlot.

FIFRA, la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas, emitió un comunicado que lleva la firma de su presidente, Daniel Urcía. “Es absolutamente intempestiva la decisión porque todos los actores tienen prevista su producción y asumidos compromisos de entregas lo que representará incumplimientos contractuales. Sin ir más lejos, vence el 30 de junio el periodo de cumplimiento de cortes Hilton con beneficios arancelarios. Esta medida hará perder la oportunidad de aprovechar esos beneficios arancelarios y serán menores ingresos de divisas al país”, señaló Urcía.

La evolución en el precio del asado, medido por FADA.

La evolución en el precio del asado, medido por FADA.

“Hacemos un llamado a todos los sectores a que se expresen, para demostrar el desencanto con la medida e instar a su inmediata revisión. La comunicación es un medio pacífico y democrático de demostrar el descontento con la gestión de gobierno”, opinó.

Gustavo Valsangiácomo, presidente de la Unión de la industria Cárnica, puntualizó en que “el negocio de la carne para la Argentina es sumar exportaciones y atender el mercado interno”.

“Son mercados que por sus cortes se complementan. No están en colisión”, detalló.

Otra de las campanas que se oyeron en la caliente mañana del martes fue la de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), una entidad que se extiende más allá de los límites del agro. Sin embargo, en un comunicado expresaron la importancia de las exportaciones de carne en las economías regionales.

“El 8% de las exportaciones de carne vacuna proviene de las economías regionales, pero la preocupación no sólo reside en los productores del sector cárnico, sino en el sector agroindustrial en su conjunto. Argentina ha ido perdiendo competitividad, por lo que abrir nuevos mercados y/o mantenerlos es un trabajo y una inversión de años”, expresó Eduardo Rodríguez, titular del área de Economías Regionales en CAME.

El agro mostró un amplio repudio por el cierre a las exportaciones de carne.

El agro mostró un amplio repudio por el cierre a las exportaciones de carne.

Y puso el foco en la conformación de precios: “Antes de poner tanto en juego y tomar decisiones drásticas, antes de tener que dar un paso al costado y dejar los mercados en manos de nuestros competidores, analicemos la conformación de los precios al interior de cada una de las cadenas de valor mediante los Observatorios de Precios. Les aseguro que hay mucho material para trabajar”, concluyó.

“Estamos listos para el mercado interno”

Una de las voces esperadas en la agitada jornada de martes era la de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores, un espacio en la cadena cárnica que en distintas oportunidades pidió tener acceso al rubro exportador.

Hoy, sin embargo, manifestaron su pesar por lo decidido por el Gobierno. “Medidas de este calibre, como el cierre de las exportaciones, solo alimentan la incertidumbre y la especulación y representan un maltrato desde el productor hasta el último eslabón de la cadena de comercialización”, opinaron desde un comunicado.

CAMyA recordó que el sector matarife condensa el 80% de la operatividad en la faena que se dedica al mercado interno. Y remarcaron que “quedó por demás en claro que las autoridades solo escucharon la campana de los exportadores”.

“Y lejos de encontrar soluciones se suma un nuevo capítulo de desencuentros, en donde los únicos perjudicados son los sectores de la población con menores recursos. Estamos listos para llegar a las franjas de bajos recursos con cortes a precios accesibles. Podemos, y sobre todo queremos, llegar a precios ventajosos para el bolsillo de los consumidores”, expresaron.

Lo que había dicho el Gobierno

“Como consecuencia del aumento sostenido del precio de la carne vacuna en el mercado interno, el gobierno nacional decidió la instrumentación de un conjunto de medidas de emergencia tendientes a ordenar el funcionamiento del sector, restringir prácticas especulativas, mejorar la trazabilidad de las exportaciones y evitar la evasión fiscal en el comercio exterior. Mientras se terminan de implementar tales medidas, las exportaciones de carne vacuna estarán limitadas durante un período de 30 días”, fue lo comunicado por el Ministerio de Desarrollo Productivo para dar conocimiento del cierre de las exportaciones de carne bovina.

Fuente: A24
Ups!