22/05/2024
Inicio Economía Revelan el plan 4×4 de YPF para exportar por u$s30.000 millones y...

Revelan el plan 4×4 de YPF para exportar por u$s30.000 millones y llevar la acción a u$s60

361
z.system

La nueva conducción de YPF presentó su plan de gestión para los próximos cuatro años. Fuerte apuesta por Vaca Muerta y los no convencionales, venta de activos no rentables y el foco en la eficiencia. A futuro prevén el desarrollo del offshore y el Gas Natural Licuado con la iniciativa ARGLNG.

YPF puso en marcha el “plan 4X4” delineado por el presidente y CEO de la compañía, Horacio Marín, para cuadruplicar el valor de la empresa en cuatro años. La estrategia, que será presentada a los inversores el próximo lunes 4 de marzo por videoconferencia, buscará incrementar las exportaciones de hidrocarburos a u$s30.000 millones para el 2029 y llevar el precio la acción de YPF en Wall Street de los actuales u$s16,40 a u$s60. “Si llega a u$s50 festejamos a lo grande igual”, admitió un alto directivo durante la presentación del plan.

Según pudo saber Energy Report, la hoja de ruta de la petrolera de bandera tiene cuatro pilares fundamentales:

  1. enfocar la gestión en lo más rentable: Vaca Muerta;
  2. desinversión en activos de convencional (venta de áreas maduras) y revisión de la participación de YPF en otras empresas;
  3. desarrollar una operación más eficiente en downstream y upstream;
  4. aceleración de los proyectos de GNL.

“Es extraño que las acciones de otras compañías suban tanto en los útlimos años y que YPF desde 2005 viene perdiendo valor. No tenemos que hacer cambios radicales, tenemos que hacer lo que hizo Petrobras en la formación presal y (José) Estensoro, pero sin la necesidad de la internalización”, explicaron en el piso 33 de la Torre de Puerto Madero.

Más allá del plan privatizador de Estensoro de los noventa, lo que se busca con ese modelo es tener una empresa rentable y pujante, con mirada a larzo plazo. “Lo de la privatización es una cuestión política, no nos incumbe”, reconocen. El caso Petrobras es inspirador: desde 2013 no para de crecer, aumentó dos veces la producción del 2016 al 2020 y volverá duplicarla para 2029. Situación similar experimentó Chevrón. ¿La clave? apuntalar Vaca Muerta con más actividad, desprenderse de áreas maduras convencionales de Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Mendoza y revisar el listado de participación de YPF en 25 empresas. “Es muy difícil ser eficiente en todos los portfolios”, admitieron desde la nueva conducción, aunque remarcaron que no prevén salir de YPF Luz ni de la tecnológica Y-TEC.

En YPF están convencidos que el futuro económico del país pasará por Vaca Muerta. Según las estimaciones de la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH), la formación neuquina tiene potencial para producir 1,46 millones de barriles de petróleo para 2030 (crecimiento por 2,2), de los cuales casi 1 millón los puede aportar la empresa de mayoría estatal. En cuanto al gas natural, se calcula que la producción máxima de Vaca Muerta sería de unos 450 millones de metros cúbicos diarios, pero que el objetivo ideal al inicio de la próxima década sería llegar a unos 250 mm3/d. Con ese nivel la producción de gas se multiplicaría por 1,6.

Estos niveles de actividad equiparan el saldo comercial del sector agroindustrial. Los números son siderales. Hoy la diferencia entre exportaciones e importaciones es de unos u$s4.000 millones, pero para 2030 alcanzarían los u$s28.000 millones.

El plan de venta activos convencionales de YPF

“Hoy Argentina es ineficiente con los convencionales, estamos 50-50 con el shale, y por eso vamos a desinvertir sin romper la paz social. Queremos llegar a un 80-20 a favor de los no convencionales”, aseguran en YPF. En una original comparación con los torneos de tenis, la prioridad para llegar a ser “el Novak Djokovic del oil & gas” es jugar los Grand Slam (shale más offshore) y los ATP 500 más importantes. Los ATP 250 (convencionales) y las competencias challenger (áreas convencionales marginales) se pondrán en venta a través de licitaciones privadas.

La valuación de las áreas en venta está cargo de una consultora privada. En pocos días se conocerá el monto final, pero fuentes calificadas del sector consultadas por Energy Report hablan de un piso de u$s2.000 millones. “Tenemos apuro en sacar todas las áreas al mercado para que no haya incertidumbre, cuanto antes salgan más tranquilidad”, reflexionaron.

Semanas atrás los directivos de YPF comenzaron las rondas de diálogo con los gobernadores y sindicatos. Todos ya están al tanto de los planes de desinversión en marcha. Saben que los recursos son de las provincias, pero ratifican que estas ventas serán acuerdos entre privados. Según supo este medio, las operaciones se realizarán a través de licitaciones privadas a partir del segundo semestre, pero con contratos que garantizan la compra de toda la producción por parte de la petrolera estatal por un determinado tiempo. Estarán destinadas mayormente a pymes, aunque no descartan que también oferten grandes jugadores.

Por ejemplo, en Chubut saldrán a la venta cuatro áreas, una de las cuales produce 200.000 barriles. En Santa Cruz YPF devolverá 10 yacimientos en el Golfo San Jorge. “Cuando un área es cara, la pagan. Si es más barata entra la pyme y nosotros le compramos el petróleo. Vamos a potenciar que empresas más chicas tomen los activos, inviertan y aumenten la producción, así YPF no va a seguir arrastrando los pies, perdiendo dinero. El programa ofrecido es muy tentador”, insistieron.

Las salidas también tendrán en cuenta los pasivos ambientales y los empleos. “YPF no va a dejar a nadie en la calle hasta que entregue las áreas, luego será responsabilidad de la empresa que se hace cargo y los sindicatos”, aclararon.

YPF: prometen más eficiencia en la operación

Apenas desembarcó Horacio Marín en YPF su equipo midió la productividad en downstream y upstream de todas las cuencas de la petrolera y las comparó con empresas de México, Colombia y Ecuador, entre otros países. “Argentina compite en gas y petróleo con Estados Unidos. Tenemos la roca, que es mejor, pero en los últimos años tuvimos problemas y no se desarrolló. Si no se trabaja en procesos, la productividad es muy baja”, estimaron.

Según el plan 4×4 del ex Techint, en upstream se buscará alcanzar un nivel de productividad y eficiencia de clase mundial. Para ello, se necesitarán grandes trabajos de ingeniería, y entre 15 y 20 rigs durante los próximos 20 años. El prospecto al que accedió Energy Report estima unos 66.000 km perforados (1,5 vueltas al mundo) y un consumo de arena de 130.000 millones toneladas, equivalenes a un edificio de 1 hectárea de superficie y 5.000 metros de altura. Si se tiene en cuenta que cada pozo requiere de al menos 500 procesos, el foco estará puesto en optimizar los tiempos, producir sin pérdidas, contar con la logística just in time y mejorar la gestión del tiempo real de la operación.

Para lograr más eficiencia, Marín ya pensó en aplicar la metodología Toyota Way, el avanzado sistema de eficiencia nipón para la industria automotriz que busca optimizar los procesos, basado principalmente en la mejora continua y el respeto por las personas. Según supo este cronista, la intención ya está en conversaciones con los fabricantes de vehículos japoneses, que buscarán aggiornar su modelo a la industria de los hidrocarburos. Será toda una revolución, prometen.

Con este propósito sobre la mesa, no suena descabellado que la exploración en Palermo Aike quede relegada. “Hay que hacer más pozos, pagar para ver. Hoy es peor que Vaca Muerta, aunque está más cerca del mar. Si el recurso está bien, será para aprovechar en la próxima década”, respondieron en YPF.

Lo mismo ocurre con el offshore frente a las costas de Mar del Plata. Las expectivas son positivas, pero moderadas. “Si la macroeconomía no va bien, se va a dilatar”, advirtieron. “Todo depende de los precios”, agregaron. En este momento la avanzada con los noruegos de Equinor se dedica a finalizar los estudios sísmicos para más tarde perforzar el Pozo Argerich, del bloque CAN_100. Los trabajos empiezan en abril próximo con el buque perforador Valaris DS-17. El pozo exploratorio arrojará para mitad del año un perfil del lecho marino. Luego, el barco se va, se tapa el pozo, se abre una profunda investigación y en uno o dos años más se vuelve a perforar. La exploración offshore puede demorar entre 5 y 10 años, y ese es el motivo de las expectativas moderadas. Sin embargo, también son optimistas por lo ocurrido en Brasil con Angola y los recientes hallazgos en las costas africanas en Namibia. “Si se encuentra petróleo, puede ser otra Vaca Muerta“, resaltaron.

En downstream buscarán además duplicar los esfuerzos para aumentar la rentabilidad de las estaciones de servicio y refinerías. Por eso tampoco hoy está en los planes de la compañía construir una nueva refinería. Con las transformaciones e inversiones realizadas y proyectadas en los complejos de La Plata, Luján de Cuyo y Plaza Huincul es suficiente. Actualmente la capacidad de refinación es de 270.000 tanques de combustible por día, que además de comercializarlo en las 1.600 estaciones, lo exportan a 15 países junto a otros productos derivados.

De hecho, la gran sorpresa que se encontró la nueva gestión de YPF en el downstream es el éxito de marketing con las tiendas Full. Según comentaron en la presentación del plan, se venden más de 1 millón de pelotas de fútbol por año y son el segundo vendedor de hamburguesas y café del país. Ese es el camino, ratificaron.

El proyecto GNL, la gran apuesta a largo plazo de YPF

El cuarto pilar del plan 4×4 es el desarrollo de la comercialización de Gas Natural Licuado (GNL) de Vaca Muerta al mundo. La bautizaron ARGLNG. La gran novedad en este sentido es que YPF abrirá la participación en el proyecto a otras empresas. “Será viable si se hace un único proyecto entre todas las compañías en el país proque la infraestructura es gigante. Para competir con EEUU la inversión la tenemos que hacer entre todos”, sostuvieron los nuevos directivos.

El acuerdo con Petronas prevé comenzar a exportar GNL a partir de 2027, con un buque metanero. En principio serían unos 6 mm3/d. Pero para dos años más tarde se espera que una terminal flotante quede instalada solo para YPF y los malayos, y que luego llegue otro buque más para que lo utilce el resto de la industria. En ese momento la exportación total treparía a 40 mm3/d. Finalmente, la tercera etapa pretende la puesta en marcha en 2031 de una planta de GNL onshore, que agregaría otros 40 mm3/d adicionales, y que en conjunto con otras cuatro empresas fuertes del sector, producirán un total de 80 mm3/d. La iniciativa ARGLNG busca alcanzar en la próxima década una exportación de 120 mm3/d por un valor de u$s16.000 millones.

El objetivo es llegar a u$s30.000 millones en exportaciones para 2030, pero en la Torre de Puerto Madero saben que solos no se puede. “Tenemos que tener el liderazgo, pero YPF también debe empujar a toda la industria”, remarcaron.

 

Fuente: Ambito

Ups!