26/05/2024
Inicio Autos Canadá anuncia que a partir de 2035 solo se venderán vehículos eléctricos

Canadá anuncia que a partir de 2035 solo se venderán vehículos eléctricos

259
z.system

La iniciativa incluye modelos de autos eléctricos de batería, enchufables y de hidrógeno. Mientras tanto, en Europa reclaman una estrategia industrial y Alemania recortó los subsidios a los vehículos “verdes”.

Canadá anuncia esta semana que todos los automóviles nuevos tendrán que ser de cero emisiones para 2035, ya que Ottawa está preparada para desvelar nuevas normativas en el último ejemplo de países de todo el mundo que impulsan la electrificación.

Las nuevas normas, conocidas como Estándar de Disponibilidad de Vehículos Eléctricos, ayudarán a garantizar la disponibilidad de suministro en el mercado canadiense y a acortar los tiempos de espera para conseguir un vehículo eléctrico, dijo una fuente gubernamental de alto nivel a Reuters.

Los vehículos de emisiones cero -que incluyen modelos eléctricos de batería, enchufables y de hidrógeno- deben representar el 20% de todas las ventas de coches nuevos en 2026, el 60% en 2030 y el 100% en 2035, dijo la fuente bajo condición de anonimato. Las provincias canadienses de Columbia Británica y Quebec ya tienen regulados los mismos objetivos de ventas.

El gobierno canadiense también quiere garantizar que los vehículos eléctricos estén disponibles para los consumidores en Canadá en medio de preocupaciones sobre la falta de suministro a medida que los automóviles, camionetas y SUV eléctricos se envían a otros mercados, según los informes.

Reclaman en Europa una estrategia para impulsar la industria de los autos eléctricos

El sector europeo del auto eléctrico corre el riesgo de quedarse rezagado sin una sólida estrategia industrial de la Unión Europea, dijo el jueves la patronal automovilística ACEA citando un nuevo informe, en medio del dominio chino de la cadena de suministro y los incentivos estadounidenses a sus fabricantes.

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) publicó un nuevo informe elaborado por la Escuela Politécnica de Francia que pone de manifiesto la “inmensa magnitud de los retos” a los que se enfrenta la UE a la hora de desarrollar una cadena de suministro de vehículos eléctricos y subraya los riesgos para la competitividad de la producción europea, mientras otras regiones del mundo apuntan alto con sus estrategias industriales.

“A diferencia de China y Estados Unidos, la UE carece de una estrategia industrial sólida para apuntalar la fabricación de vehículos eléctricos”, afirmó Sigrid de Vries, directora general de ACEA.

Según el informe, la política holística de China, que abarca todas las fases del ciclo de vida de un auto eléctrico, desde la minería hasta el reciclaje, ha aumentado considerablemente su competitividad.

En Estados Unidos, en cambio, el impulso al crecimiento procede de los ambiciosos objetivos de ventas tanto en los distintos estados como a nivel federal, así como de la financiación en virtud de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA), indicó el reporte.

Pese a las señales alentadoras de la UE al reconocer los retos del sector, De Vries afirmó que, con demasiada frecuencia, el bloque “pone el carro de la regulación antes que los bueyes”, perjudicando a sus industrias críticas.

Para hacer frente al cambio climático e impulsar la industria europea del vehículo eléctrico, la UE debe abordar su marco normativo de forma holística, agregó. “Un mosaico de normativas (…) desvía fondos vitales y socava la competitividad”, señaló.

Autos eléctricos: Alemania deja de subsidiar la compra de vehículos no contaminantes

El gobierno alemán decidió suprimir las subvenciones en la compra de coches eléctricos debido a los recortes asumidos esta semana por la crisis presupuestaria, decisión que podría lastrar la transición ecológica del parque automovilístico.

La retirada de esas bonificaciones es una de las medidas tomadas por Berlín para responder a las turbulencias políticas provocadas por la sentencia en noviembre del Tribunal Constitucional.

La Corte de Karlsruhe anuló la transferencia de 60.000 millones de euros (unos 65.000 millones de dólares) de créditos no utilizados, procedentes de la pandemia, a un fondo dedicado a inversiones verdes y apoyo a la industria.

Tras un acuerdo alcanzado esta semana en el ejecutivo de coalición, compuesto por socialdemócratas, verdes y liberales, el ministerio de Economía anunció el sábado que ya no tramitaría las demandas hechas a partir del domingo.

“Ya no hay más dinero suficiente para satisfacer las solicitudes” de una bonificación de una parte del precio en la compra de un coche eléctrico, dijo un portavoz del ministerio de Economía.

“La competitividad de los fabricantes (automovilísticos) se verá afectada negativamente”, explicó al diario Rheinische Post el analista Ferdinand Dudenhoeffer, del Centro de investigación del Automóvil.

El rotativo económico Handelsblatt advirtió que la supresión de estas subvenciones representará un obstáculo para que Alemania alcance su objetivo de que en el país haya unos 15 millones de vehículos eléctricos antes de 2030.

Fuente: Ambito

Ups!