22/05/2024
Inicio Autos Alberto Fernández se va como el presidente con menos autos vendidos en...

Alberto Fernández se va como el presidente con menos autos vendidos en su mandato (incluido Menem)

251
z.system

El récord lo tiene la segunda gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Le sigue la presidencia de Mauricio Macri. Este año se venderán menos 0 km que en 1994.

Termina un año, termina un gobierno. Tiempo de balance. En lo que se refiere al mercado automotor, el saldo del 2023 no es positivo y mucho menos si se mide desde los resultados de la gestión de los cuatro años de Alberto Fernández.

Hasta noviembre, los patentamietos de 0 km se ubican en unas 430.000 unidades y se espera alcanzar 450.000 con la suma de diciembre.

Se puede ver el lado bueno que es que las ventas de vehículos están ligeramente por arriba del 2022, pero ese es sólo un consuelo ya que se compara con un año también de baja actividad.

La realidad muestra que el mandato presidencial va a quedar como el que menos autos se vendieron en promedio en los últimos 30 años, incluyendo las dos presidencia de Carlos Menem, allá por los lejanos 90 que hoy, Javier Milei, los volvió a poner en primer plano.

Período

El período coincide con la puesta en marcha del régimen automotor, durante la primera gestión de Domingo Cavallo, que estableció un drástico cambio y modernización en el sector que dio forma a la industria actual.

En los años de la presidencia de Raúl Alfonsín la fabricación de autos operaba en un esquema diferente al que se instaló después.

Las estadísticas de la asociación que agrupa a las concesionarias (ACARA) muestran esta perfomance del gobierno kirchnerista: 342.538 patentamientos en 2020, 381.818 en 2021 y 407.586 en 2022.

De esta manera, el 2023 terminará siendo el mejor año de Fernández, pero no le alcanza para revertir los malos años previos.

El promedio anual de su gestión cierra, de esta forma, en 395.485 unidades.

Este número es más bajo que el segundo mandato de Menem, entre 1996 y 1999, que llegó a 418.000 ventas. El primer mandato de riojano fue de seis años. Si se toman los últimos cuatro -entre 1992 y 1995- para comparar la misma cantidad de años, el promedio anual fue de 413.000 unidades. En ese período, en 1994, se produjo el pico de operaciones de esa década, con 508.000 0 km vendidos.

Hay que tener en cuenta que pasaron 30 años y que la población creció. Haciendo la corrección por habitantes, aquel volumen representan hoy un mercado de 672.000 unidades.

Es cierto que entre 2000 y 2003 se vendieron menos autos en promedio que en estos cuatro años, pero no fue un mandato presidencial normal ya que Fernando de la Rúa renunció a fines de 2001, lo sucedieron varios presidentes transitorios y el período de gobierno lo terminó de completar Eduardo Duhalde.

Recién con la asunción de Néstor Kirchner se normalizó el recambio presidencial en tiempo y forma. El exgobernador santacruceño asumió en mayo de 2003. Si se dejan de lado esos primeros meses de gestión, que alargaron el mandato normal, y se toman los cuatro años desde 2004 hasta el fin de 2007, el promedio anual de ventas fue 423.000 unidades.

En el primer mandato de Cristina Fernández de Kirchner, hasta fin de 2011, se patentaron en promedio 660.000 autos por año, mientras que en el segundo período, que termina en diciembre del 2015, llegó a 774.000, la gestión presidencial con mayor nivel de ventas. El récord de operaciones se registró en 2013 con unos 960.000 vehículos patentados y, también, el mejor año histórico.

La presidencia de Mauricio Macri, entre diciembre de 2015 al 2019, se ubica como el segundo mejor nivel de ventas promedio anual, con 718.000 unidades. El pico de ventas de esa gestión se alcanzó en 2017 con 901.000 unidades.

Durante la gestión de Alberto Fernández se produjo una caída del poder adquisitivo de los salarios, medidos en sueldos necesarios para comprar un 0 km.

También se produjeron fuertes aumentos de precios. Solo en diciembre, tal como adelantó Ámbito, están subiendo hasta 40% por el efecto del ajuste de los Impuestos Internos

A esto se suma que, por las restricciones a las importaciones, el mercado está desabastecido y se opera con sobreprecios en muchos modelos los que los aleja del bolsillo de los consumidores. Otro dato que explican en bajo nivel de venta es que se redujo de forma drástica la oferta de 0 km chicos, por lo que el mercado se concentra en autos de mayor precio.

 

 

Fuente: Ambito

Ups!