13/06/2024
Inicio Energía Energía: importaciones bajaron más de u$s3.500 millones y 2023 terminará en equilibrio

Energía: importaciones bajaron más de u$s3.500 millones y 2023 terminará en equilibrio

269
z.system

La caída en los precios internacionales y la sequía implican que las importaciones de energía podrían reducirse a la mitad. La balanza comercial energética pasará a ser superavitaria en 2024, después de más de una década de déficit estructural.

En medio de la escasez de dólares producto de la sequía, el sector energético, que requirió una fuerte demanda de divisas en 2022 por la guerra en Ucrania, este año le traerá alivio al Banco Central. Solo en los primeros siete meses, las importaciones de energía cayeron u$s 3.500 millones comparado con el mismo período del año anterior. Este 2023, la balanza comercial energética, que es la diferencia entre las exportaciones y las importaciones, cerrará en equilibrio, y para el 2024 se espera que sea fuertemente superavitaria, un hecho que no ocurre hace más de una década.

Así se desprende del informe mensual de la consultora Economía y Energía, que dirige el economista Nicolás Arceo. En el período enero-julio de 2022, luego de que la guerra en Ucrania disparara el precio de la energía a nivel internacional, las importaciones de combustibles habían trepado a u$s9.087 millones. Este año, en el mismo período, las importaciones fueron por u$s5.514 millones.

Sobre los motivos de la caída de las importaciones, la consultora resalta: “La disminución de los precios internacionales de los productos energéticos, la mejora en la generación hídrica y las importaciones de energía eléctrica desde Brasil fueron determinantes en este proceso”. En cuanto a la composición de las importaciones, la mayor disminución se produjo en el caso del gasoil: en los primeros siete meses de 2022 habían sido de u$s3.422 millones, mientras que este año fueron u$s1.509 millones.

“La contracción en más de u$s1.900 millones de las importaciones de gasoil se explica por el menor despacho térmico, la sustitución de gasoil por GNL ante la modificación de los precios relativos entre estos productos, y por la caída de la demanda doméstica como consecuencia de la sequía que afectó al sector agropecuario”, detalla Economía y Energía.

En cuanto a las exportaciones, tuvieron una leve baja. En los primeros siete meses del año pasado, las exportaciones de energía habían sido de u$s4.519 millones, mientras que este año caen a u$s4.385 millones. Sobre los motivos, la consultora afirma: “La reducción de u$s134 millones es como consecuencia de la disminución de los precios internacionales. El volumen de las exportaciones de petróleo se incrementó un 27%, pero el valor total de las mismas se redujo en un 4% ante la contracción que experimentaron los precios internacionales”.

Balanza energética, en equilibrio

Para todo 2023, Economía y Energía estima que las importaciones ascenderán a u$s7.064 millones, casi la mitad que el año anterior. A este número llegan a raíz de que Enarsa ya realizó todas las licitaciones de compra de buques de GNL para este año, donde se adjudicaron 44 buques, aunque no se adquirieron finalmente cuatro cargamentos previstos para los meses de julio y agosto, por las elevadas temperaturas durante el invierno.

Con respecto a las exportaciones, la proyección de la consultora es que finalicen en todo 2023 en u$s6.794 millones. Esto sería 20% menos que el año pasado, ya que aunque aumentaron las ventas al exterior de petróleo y gas, hubo una fuerte reducción en los precios internacionales.

De esta forma, Economía y Energía anticipa que 2023 terminará con una balanza comercial energética “prácticamente equilibrada”, lo cual significará que se revertirá el déficit de u$s4.349 millones de 2022. El panorama es más alentador para la gestión que le tocará encabezar al próximo Gobierno: “De mantenerse la tendencia expansiva de la producción de hidrocarburos, durante 2024 la balanza comercial sectorial debería alcanzar un superávit significativo, quebrando más de una década de una balanza comercial estructuralmente deficitaria”, dice el trabajo.

Expansión de hidrocarburos

La Secretaría de Energía, que encabeza Flavia Royón, celebró los últimos datos de producción de hidrocarburos. En julio, la producción de petróleo alcanzó los 616,8 mil barriles/día, un incremento del 6,5% interanual. En el acumulado del año, el aumento de la producción asciende al 7,1%. “El primer semestre fue el mejor desde el 2009”, indicó Royón. Solo en la Cuenca Neuquina, la producción trepó 13,3% interanual en el acumulado enero-julio.

De todos modos, desde Economía y Energía resaltan el impacto de las limitaciones en la capacidad de transporte para el crudo. “Durante el año 2022, la falta de capacidad de transporte de crudo desde la cuenca Neuquina había limitado el crecimiento de la producción. Se esperaba que la reactivación del Oleoducto Trasandino (OTASA) y la posibilidad de exportar crudo a Chile permitiría un crecimiento significativo en la producción. El inicio de las exportaciones de crudo a Chile en el mes de mayo no se tradujo todavía en un aumento en los niveles de producción, por el contrario, la producción mantiene una tendencia levemente descendente desde el mes de marzo del corriente año”.

Fuente: Ambito

Ups!