25/04/2024
Inicio Actualidad Litio: los precios han caído un 50% en 4 meses (¿se acabó...

Litio: los precios han caído un 50% en 4 meses (¿se acabó el boom?)

174
z.system

Los valores del llamado oro blanco (para las baterías) retroceden a medida que disminuyen las preocupaciones sobre el suministro mundial.

Al observar la evolución del precio del litio en este último tiempo pareciera que el llamado oro blanco de los vehículos eléctricos ha “pegado la vuelta”. En los últimos meses, más específicamente desde los máximos que tocó en el cuarto trimestre del año pasado, el precio del carbonato de litio (para baterías) en el mercado chino pasó de 84.500 dólares la tonelada a poco más de 42.500 dólares. O sea, un desplome de aproximadamente un 50%, según datos de Bloomberg.

Para los analistas de este negocio, la caída experimentada por el precio del litio es resultado de una desaceleración en las ventas de vehículos eléctricos y de una mayor oferta del ingrediente clave utilizado en los packs de baterías. Hoy los precios del litio están al mismo nivel de fines de 2021, cuando alcanzaron los 42.600 dólares por tonelada luego de haber protagonizado un verdadero rally desde niveles de 15.000 dólares de mediados de ese año. Vale recordar que el boom del litio, en términos de precios, se inició en 2021 ya que comenzó el año en torno a los 10.000 dólares trepó a 15.000 a fines del primer trimestre y se mantuvo hasta mediados del tercer trimestre cuando pegó un salto, primero hasta los 30.000 dólares a comienzos del cuarto trimestre y después hasta los 42.600 dólares al cierre del año. Pero el año pasado fue el verdadero boom de precios cuando se vieron valores de 78.000 dólares a fines del primer trimestre, luego hubo una transición que lo llevó a deambular en los 70.000 dólares por varios meses para retomar en el cuarto trimestre del 2022 una verdadera fiebre de precios llegando a máximos de casi 85.000 dólares. Desde ahí fue todo barranca abajo, hasta volver a los 42.600 dólares.

Para Vivek Chidambaram, director de estrategia de Accenture, la caída del litio está vinculada a la menor demanda de autos eléctricos. Explica que los precios del litio han caído porque las ventas de vehículos eléctricos, aunque siguen siendo dinámicas, no están creciendo tan rápido como esperaban los fabricantes de automóviles. Eso ha llevado a los proveedores a producir más de lo necesario. Días atrás, Chidambaram le dijo al New York Times que la escasez de suministro del año pasado, que resultó en un aumento vertiginoso de los precios del litio, se ha convertido en un excedente este año, ya que los proveedores están produciendo más carbonato de litio de grado de batería que nunca, y más de lo necesario. “Hubo un tiempo en que la gente creía que los vehículos eléctricos crecerían muy rápidamente. Entonces la realidad de lo rápido que estaban creciendo los alcanzó”, señaló.

Por su parte, Ryan Melsert, director ejecutivo de American Battery Technology, también atribuyó la reciente caída de los precios del litio a factores temporales como una desaceleración estacional en las ventas de vehículos eléctricos en China. Esperamos ver precios muy altos en el futuro previsible, le dijo Melsert al NYT. Chidambaram también espera que el declive sea efímero y que los precios del litio fluctúen y se moderen durante los próximos años. Cabe recordar que en la segunda mitad de 2022, la demanda de vehículos eléctricos se desaceleró debido a que China puso fin a los subsidios para estimular las ventas en el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo. Luego, en EE.UU., el segundo mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo, Tesla comenzó a ofrecer descuentos en los vehículos en diciembre pasado.

En tal sentido, Matty Zhao, analista de materiales básicos de Asia Pacífico en Bank of America Securities, le dijo al canal financiero CNBC que el déficit de litio del año pasado, que disparó los precios, podría convertirse en un superávit en 2023, con “una gran cantidad de suministro saliendo” de las minas. “Esperamos un crecimiento del suministro de litio del 38% este año. Es por eso que es probable que 2023 se convierta en un año de superávit para el litio”, dijo Zhao. Al respecto, vale señalar que el cobalto, otro componente crucial en las baterías, ha visto caer sus precios también en más del 50%, mientras que el cobre, metal clave en motores eléctricos y baterías, ha experimentado un descenso del 18%.

Pero hay un lado positivo en todo este panorama: la caída en los precios del litio podría hacer que los autos eléctricos sean más accesibles al reducir el costo de las baterías. Veremos.

 

 

Fuente: Ambito

Ups!