21/04/2024
Inicio Agro Liquidación de divisas del campo no despega, mientras cosecha de soja sufre...

Liquidación de divisas del campo no despega, mientras cosecha de soja sufre más recortes

181
z.system

Según la Bolsa de Comercio de Rosario la campaña de la oleaginosa alcanzaría apenas las 27 millones de toneladas. El peor volumen desde el ciclo 1999/2000. El primer trimestre se perfila como el de menor ingreso de dólares desde 2003.

La liquidación de divisas del agro en lo que va de marzo acumula alrededor de u$s250 millones, mientras el promedio diario está muy lejos del histórico. Es por ello que de continuar esta tendencia el primer trimestre del año acumularía el peor ingreso de dólares desde la vuelta de la convertibilidad en 2003. En paralelo, en el frente productivo tampoco aparecen buenas noticias, ya que debido a la falta de precipitaciones y el calor intenso las entidades del campo continúan recortando las estimaciones de cosechad de soja.

Más concretamente, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó la estimación de producción de soja de 33,5 millones a 29 millones de toneladas, mientras que la de maíz la llevó de e 41 millones a 37,5 millones de toneladas. Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario también elevó una proyección para la oleaginosa de apenas 27 millones de toneladas, lo que sería la peor campaña para Argentina desde el ciclo 1999/2000.

De confirmarse el último guarismo el ingreso de divisas del campo podría recortarse alrededor de u$s20.000 millones desde la campaña anterior y también el dato a tener en cuenta es que la menor disponibilidad de poroto de soja pondrá en aprietos a la industria de la molienda, que ha invertido fuerte en las últimas dos décadas justamente para convertirse en una de las más competitivas y eficientes del mundo.

Otra cuestión clave y que se debate actualmente en el sector productivo es que la producción de la oleaginosa, más allá de la sequía, viene en franca caída, algo muy diferente a lo que está sucediendo con otros países de la región como por ejemplo Paraguay y Brasil. Mientras Argentina pierde miles de toneladas, los otros países rápidamente se adaptan a las nuevas tecnologías y tendencias productivas para sumar mayor mercado de un producto que continúa teniendo alta demanda por parte de China y precios internacionales sostenidos.

En Argentina, el sector productivo señala como principal limitante, el costo de las retenciones a las exportaciones y los diversos tipos de cambio que complican aún más el negocio. En tanto, la industria de la molienda también plantea la necesidad de una mejora en el grano y aquí es donde entra en juego, una vez más, la necesidad de que se aplique más y mejor tecnología, no solo en el suelo sino con semillas certificadas.

Con este duro contexto, hacia adelante todo hace prever que la liquidación de divisas del campo esté lejos de despegar. Más allá de que entre fines de abril y principios de mayo ingresaría el grueso de los dólares de la cosecha de soja y maíz, se espera que el productor que tenga espalda financiera para hacerlo venda lo justo innecesario. Las cuentas son bastante claras, según relevamientos privados el 70% de la producción agrícola nacional está en manos del 30% de los productores, es decir que hay un 70% de pequeños y agricultores chicos y medianos que aportan apenas el 30% de los granos que se producen en la Argentina. Estos últimos son los más afectados y los que tendrán que vender rápido.

En la vereda de enfrente los grandes productores que en realidad son los que mueven y producen el grueso de la cosecha de granos, venderían lo justo y necesario para asumir sus compromisos financieros luego de la fuerte sequía. En tanto conservarían lo mayor posible de grano, principalmente la soja, como refugio de valor. A partir de allí será el Gobierno el que tendrá que definir si implementa algún tipo de cambio diferencial para acelerar el ingreso de dólares en meses claves para la economía.

 

Fuente: Ambito

Ups!