21/04/2024
Inicio Autos Tesla promete producir autos eléctricos en Mexico

Tesla promete producir autos eléctricos en Mexico

135
z.system

El nearshoring se inserta como nueva forma de inversión multinacional y méxico recibe sus primeros beneficios

Producto de las tensiones globales, el nearshoring cobra relevancia en el mundo de los negocios y méxico se convierte en uno de sus principales beneficiarios. El presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció que Tesla instalará una planta en Monterrey, al norte del país. El mandatario indicó que el director general de Tesla, Elon Musk, le informó en una videollamada que la fabricante de vehículos eléctricos se instalará en el estado norteño que contiene aquella ciudad, Nuevo León.

La factoría en México sería la tercera que Tesla instala fuera del mercado estadounidense y se sumaría a las plantas que tiene en Shanghái y Berlín. El visto bueno a la primera inversión de Musk en latinoamérica, se otorgó bajo la condición de colaborar con infraestructuras para resolver el problema de escasez de agua que sufre el norte mexicano. debido a sus condiciones geográficas.

La nación latinoamericana, deberá enfrentar el costoso y complejo desafío de la producción de vehículos eléctricos. Más allá de sus bajos costos de mano de obra y su amplitud comercial, México, detenta una amplia experiencia en el ensamblaje de autos a nafta y diesel, ubicándose como el séptimo productor mundial de vehículos de pasajeros.

Las fauces automotrices mexicanas expulsan cerca de tres millones de automotores al año y el 90% de estas elaboraciones tiene como destino el mercado estadounidense. El gobierno Azteca, festeja la decisión del gigante de la electro movilidad y según la opinión que el economista en jefe de Pantheon Macroeconomics, Andrés Abadía, le compartió a Bloomberg “ Si Tesla, la empresa de autos electricos màs importante del mundo, va a México, elimina cualquier mito sobre el gobierno populista y da importantes señales al mercado”

Lula relanzó “Bolsa Familia”: un programa para 55 millones de personas

Lula, relanzó el programa social Bolsa Familia que transferirá en promedio 750 reales -144 dólares mensuales- a 20 millones de familias. El programa, había sido cancelado por Bolsonaro en 2021 para implementar el “Auxilio Brasil”, un plan sustituto en el cual se detectaron irregularidades masivas, como por ejemplo, que la ayuda la recibieron personas de clase media y alta que asaltaron el 8 de enero pasado la sede de los tres poderes en Brasilia.

Tiene derecho a recibir el Bolsa Familia, todos aquellos jefes de hogar que ganen menos de 214 reales por mes, es decir, unos 40 dólares y exhiban ante cada municipio del país el certificado de alumno regular de sus hijos y la libreta de vacunación. Se estima que 55 millones de personas, casi un cuarto de la población brasileña, recibirá el beneficio contra el hambre.

Durante el acto de reinaguración del programa en el Palacio del Planalto, el presidente alertó que esta ayuda contra el hambre deberá ser acompañada por una política de inversión para que vuelva a crecer la economía. Preocupado por el escaso crecimiento que mostró la economía brasileña en 2022 – un crecimiento del 2,9%- y en miras a un proceso estancamiento remarcó “La economía no creció nada el año pasado, debemos hacer crecer nuevamente la economía haciendo inversiones”

Para 2023 el boletín Focus del Banco Central indica que se espera un crecimiento del 0,8% y es por ello que el ex metalúrgico pidió rapidez a sus ministros para ejecutar las políticas de aliento a la actividad económica. En tanto, fustigó la falta de obra pública realizada por el gobierno de Bolsonaro. “Si la iniciativa privada no invierte, deberá hacerlo el Estado porque si el gobierno federal no invierte dinero como inductor del crecimiento nada ocurrirá”, aseguró.

A raíz de ello, Lula cargó contra Petrobras asegurando que el dinero para los beneficiarios del Bolsa Familia sería mayor en caso de que la petrolera estatal hubiera aumentado su inversión en la industria de hidrocarburos y en la cadena de producción y no enviando los lucros a los accionistas privados minoritarios. “Petrobras entregó dividendos récord cuando debería haber invertido la mitad del crecimiento de este país en la industria. En lugar de invertir, resolvió agradar a los accionistas minoritarios. No invirtió casi nada. Ahora exporta petróleo sin refinar en lugar de ser una empresa para el desarrollo. No fue para eso que descubrimos los yacimientos submarinos”, se quejó

Luego de que se conociera que la economía del gigante sudamericano creció 2,9% en 2022 -último año de Bolsonaro- y comenzará a mostrar señales de estancamiento en el último trimestre del año, El mandatario

En un acto en el Palacio del Planalto, Lula fue el eje del simbolismo que rodeó al relanzamiento del plan que sacó de la miseria a 50 millones de personas entre 2003 y 2010, es una marca del Partido de los Trabajadores y es calificado por la Organización Internacional de Trabajo como el principal instrumento para quitar a las personas de la extrema pobreza. “Este Bolsa Familia es apenas un pedazo de las cosas que tenemos que hacer. No estamos prometiendo que el Bolsa Familia vaya a resolver todos los problemas de la sociedad brasileña. Es necesaria una política de inversión privada e inversión pública con una valorización del salario, que es el verdadero instrumento de transferencia del ingreso”, dijo el presidente de Brasil..

El dato sobre el desempeño del Producto Bruto Interno (PBI) del último año de gestión del presidente Jair Bolsonaro fue divulgado, por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), junto con el resultado del cuarto trimestre de 2022, que mostró una desaceleración de la economía con una caída del 0,2%, interrumpiendo cinco trimestres en positivo.

En 2021, el PBI brasileño había subió 4,6% en el año de recuperación pos-pandemia. La caída del crecimiento en el cuarto trimestre respecto del tercero exhibe según analistas el reflejo al cese de los estímulos a la economía realizado después de que Bolsonaro perdiera su reelección ante Luiz Inácio Lula da Silva.

La desaceleración de la economía puede comprobarse con los registros de los trimestres: en el primero había subido 1,3%, en el segundo 0,9%, en el tercero 0,3% y en el cuarto fue -0,2%. Esta reducción del ritmo está siendo explicada por el gobierno como la influencia del aumento de la tasa de interés del 13,75% anual aplicada por el Banco Central desde octubre pasado y mantenida en enero, lo cual generó reclamos del presidente Lula al titular de la autoridad monetaria, Roberto Campos Neto, designado por Bolsonaro y con mandato legal hasta 2024.

La economía chilena repunta en enero pero crece el desempleo

En el país trasandino, la tasa de desocupación llegó al 8% en los últimos tres meses y significa un aumento de 0,7 puntos porcentuales en el último año para una de las economías más desiguales de América del Sur

“Tenemos un aumento de las personas ocupadas, pero al mismo tiempo un aumento de las personas dentro de la fuerza de trabajo, lo que hace que aumente la tasa de desocupación”, explicó el subdirector técnico del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Leonardo González

A su vez, la tasa de ocupación informal se ubicó en 27,3% descendiendo 0,7 puntos en doce meses. “Las personas ocupadas informales crecieron 0,6%, incididas solo por las mujeres (3,8%), ya que los hombres disminuyeron 1,8%”, comunicó el organismo.

Mientras, la economía creció 0,4% en enero en una variación que se ubicó sobre las expectativas del mercado luego de cuatro caídas consecutivas a finales del año pasado, Según el Banco Central, “el resultado del positivo fue explicado por los servicios y la minería, resultado que fue compensado en parte por la caída del comercio”.

La encuestas realizadas por Bloomberg esperaban una contracción de 0,1% para enero de 2023, pero finalmente se presentó un crecimiento que se encontraba fuera de las expectativas.

Viendo la evolución por rubros, la producción de bienes creció 1,6% resultado explicado por el desempeño de la minería que aumentó 4%. En tanto, el resto de los bienes y la industria manufacturera presentaron crecimientos de 0,8% y 0,4% respectivamente. El apartado de actividad comercial presentó una disminución de 3,2%, explicado por el comercio minorista, donde destacaron las menores ventas en supermercados, grandes tiendas y establecimientos especializados de alimentos y bebidas.

Los subsidios por desempleo se acercan al mìnimo histórico en Estados unidos

Según consignó la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo estadounidense, en la última semana de febrero cerca de 190.000 personas solicitaron nuevas prestaciones por desempleo tras haber sido despedidas, lo que significó una baja de 2.000 respecto de la semana precedente.

Los datos de solicitudes son seguidos de cerca por parte de los analistas ya que suelen ser un indicador adelantado de las perspectivas del mercado laboral en Estados Unidos. Pese a las subas de las tasas de la Reserva Federal estadounidense (FED), que buscan ralentización de la economía, y los despidos focalizados en sectores como el financiero y el tecnológico, el mercado laboral de Estados Unidos resiste y preocupa a los hacedores de polìtica en sus objetivos de contener el proceso inflacionario.

El número es cercano a los mínimos históricos cifrados en 187.000 solicitudes, marca que se registró en 1969 y en diversas oportunidades durante el año pasado. Los descensos màs importantes en la solicitud de la prestación estatal se dieron en California, Michigan, Nueva York y Minnesota. Por el contrario, las mayores demandas de cobertura social tuvieron lugar en los estados de Kentucky, Nueva Jersey y Kansas.

De hecho, en enero último se incorporaron 517.000 puestos de trabajo, y la tasa de desempleo cayó una décima a 3,4%, un mínimo en 53 años. La cifra de febrero se conocerá la semana próxima, lo que permitirá ahondar en mayores detalles de la evolución en el empleo. El bajo desempleo y el gran desequilibrio entre la oferta de puestos vacantes y el número de trabajadores disponibles es motivo de preocupación para la FED, por el posible traslado de la escasez a los precios del salario.

Según la economista Eliza Winger, la bonanza en el mercado laboral podría no prolongarse por mucho tiempo más. “Los despidos probablemente suban de la mano de la presión en los márgenes empresariales por altos costos laborales y la caída en la demanda”, comentó a la agencia Bloomberg.

 

Fuente: La capital

Ups!